ESTE COMPLEMENTO HA LUCHADO DURANTE AÑOS PARA HACERSE UN HUECO EN EL MUNDO DE LOS ACCESORIOS.

Al igual que los bolsos, la bisutería o las gafas de sol, los calcetines han luchado durante años para hacerse un hueco en el mundo de los accesorios. Antes ocupaba el último lugar en la lista de los complementos más valorados, sin embargo, ahora son imprescindibles para ir a la última moda. Los hay de todas formas y colores y se adaptan a cualquier tipo de estilismo y calzado. Este amplio catálogo de calcetines hace difícil combinarlos y sentirnos cómodos y seguros porque, seamos sinceros, hay que ser valiente para lucir tobillos a todo color. Pero en MISO animamos a remangarse los pantalones sin complejos y para ello os dejamos algún que otro consejo para destacar entre la multitud de forma positiva. ¡Toma nota de los siguientes consejos para hacer de los calcetines tu mejor aliado!

1. La opción más punk, pero una de las más seguidas. Los calcetines de rejilla son una de las opciones más populares entre las generaciones más jóvenes para transportarse a los años ochenta, además de la sensualidad que transmiten. Póntelas cuando quieras darle un toque desenfadado y rebelde a tu look. ¡Con unas bambas queda de maravilla, independientemente del color que sean!

2. Siguiendo la estela que los guiris han dejado en Benidorm llegan los calcetines con sandalias. Son una de las opciones más arriesgadas, precisamente por este estereotipo de turista alemán. Es la última moda en el terreno de las it girls, y la clave está en que las sandalias sean de tacón, y el calcetín tiene que ser de un color parecido al del zapato. Si sigues estos consejos tu outfit será un acierto seguro. ¿Te atreves?

3. Los calcetines estampados han triunfado tanto en los armarios femeninos como masculinos pese a ser tan arriesgados por el golpe de color que aportan a tu conjunto. Lo mejor es combinarlos con un look más sobrio o sencillo, para que toda tu atención recaiga sobre tus calcetines.

4. Los calcetines fueron un complemento estrella con esta última opción: las medias hasta la rodilla. Esta tendencia se difuminó hace años, pero ha vuelto para quedarse. Son una opción cuando llevas un vestido o falda y quieres darle un toque desenfadado a la vez que elegante y femenino. Si te los pones con tacones lucirás unas piernas mucho más estilizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *